Ortiz & Asociados

imagen de la noticia LEY ANTIDESPIDOS

16/05/16

LEY ANTIDESPIDOS


En caso de que nos encontremos en presencia de la ley llamada antidespidos, teniendo en cuenta el proyecto del Senado que se encuentra aprobado a la fecha, con pase a Diputados, se establece que, por el plazo de 180 días (6 meses), ante un despido que sea decidido por un empleador (acto que deberá ser posterior a que la ley sea publicada en el Boletín Oficial), el empleado tendrá 2 opciones:

  1. Optar en validar dicho despido, encontrándose automáticamente con derecho al pago del doble de la indemnización por despido (indemnización establecida en el art. 245 LCT), donde el empleador se encontrará obligado a dicho pago;
  2. Iniciar una acción por reinstalación y cobro de salarios caídos por el tiempo que dure el proceso (con obligación de parte del empleador al pago de aportes y contribuciones), a través del procedimiento sumarísimo (art. 498 Código de Procedimiento Civil y Comercial de la Nación), en cada jurisdicción, ordenándose cautelarmente la re-instalación hasta que recaiga sentencia firme.

Es importante sin embargo dejar también aclarado que esta indemnización agravada o situación contemplada en supuesto favor del empleado NO tendrá aplicación para las contrataciones celebradas con posterioridad a su entrada en vigencia.

Asimismo, en el caso de cualquier posible desvinculación dentro del período de prueba, esta ley no se aplica y por ello no corresponderá indemnización agravada operada una desvinculación invocando el derecho de extinguir el contrato de trabajo en período de prueba.

Por otro lado, no se establecen métodos especiales para las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), que quizás sean propuestas de modificación que se agreguen posteriormente. Según la última Resolución de la SEPYME  (11/2016) se consideran pequeñas y medianas empresas las que no superaron los siguientes montos anuales de facturación: Actividad agropecuaria: 160 millones – Industrias: 540 millones – Comercio: 650 millones – Servicios: 180 millones y Construcción: 270 millones., situación que implica un dato no menor en el grupo de los empleadores argentinos

Esta ley, ya sea en el corto o en el largo plazo implicará ligar la suerte de toda una empresa a la posibilidad de sostener un determinado número de trabajadores. Ello  atentará contra la salud de las empresas e inhibirá a empresarios a crear nuevos empleos, llevando asi, en definitiva, a aumentar el desempleo.

En dicho contexto las empresas tendrán mucho más cuidado a la hora de contratar y, ante la duda, no realizarán incorporación alguna. Situación que ya se encuentra presente en estos días ante la posibilidad de vigencia de esta ley.

Ya hemos atravesado por este tipo de “medidas” que intentan enviar un mensaje “contenedor” a la población, con resultados lamentables y de difícil salida, en contra de una solución de fondo, con consecuencias, que en la realidad implicarán situaciones inversas a las supuestamente perseguidas por los impulsores de esta ley.

Volver